¿Qué plantas regalar para un jardín interior?

Un regalo muy habitual en ocasiones especiales, sobre todo para el día de la madre, o a nuestras parejas como símbolo de amor, son los ramos de flores. Sin embargo, por lo general estos acaban ubicados en un jarrón durante un corto período de tiempo, y el regalo tiene una duración muy breve.

En cambio, si regalamos una planta interior, ésta puede permanecer mucho más tiempo junto a nuestro ser querido, por lo que se trata de un regalo mucho más agradecido.

Lo ideal es regalar una planta que no sea muy sensible o delicada (cuando cortar marihuana), sino que se pueda mantener con unos cuidados mínimos, y que, por otro lado, sea bella y vistosa para que proporcione alegría.

Algunas posibles plantas para regalar para el interior de un hogar son:

Crotón

Es una planta de interior con una gran gama de colores vivos en sus hojas, existente en diversas variedades. Aunque es exigente en relación al nivel de luminosidad, merece la pena su cuidado, y con una temperatura óptima y un riego regular se conserva bien.

Nolina

Es una planta de interior cuya singular característica es que tiene su tronco esférico, gracias a que la base de su tallo es gruesa porque actúa como reserva de agua. Al igual que el crotón, necesita bastante luz y un riego moderado.

Cola de lagarto

También llamada, por la forma alargada y sinuosa de sus hojas, planta serpiente. Además de ser preciosa como elemento decorativo, sirve para eliminar toxinas del ambiente interior, y es propensa a atraer la buena suerte.

Cala o lirio de agua

Es una planta muy bonita, con flores de distintos colores y pequeñas hojas llamativas. Su único requerimiento especial es que es sensible a las temperaturas frías, por lo que hay que tener especial cuidado con ella para que no se hiele en invierno y podamos disfrutar de su florecimiento y esplendor en primavera.

Ficus

Es una planta similar a un arbolito de ramas grandes y arqueadas y hojas puntiagudas que aporta un toque muy verde y natural a cualquier hogar, además de ser muy resistente.

Helechos

Los helechos también son una gran opción, ya que son frondosos, fáciles de cuidar y muy decorativos. Son bastante resistentes y su cuidado es muy sencillo. Lo que más debes de controlar de ellos es el exceso de humedad, ya que se podrían pudrir sus raíces.